Esta historia nos enseña un grandisimo ejemplo que hay que tomar en cuenta a la hora de socializar con personas en situacion de calle. Estas personas, son como tu o como yo, personas común y corrientes, quizá, llenas de historias tristes y deprimentes, pero que, a pesar de las dificultades de la vida, aun nos sonríen cuando socializamos con ellos. Mira el vídeo y entérate.

SE ME ERIZA LA PIEL!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here