Era una noche fría con abundante lluvia en una carretera secundaria de México, cuando un joven de nombre Víctor iba conduciendo plácidamente con su coche mientras escuchaba la radio. Cuando se acercaba a un cruce de carretera, de repente empezó a llover más fuertemente, tanto que parecía se iba a terminar el mundo en aquel preciso instante. De repente, la radio empezó a hacer unos ruidos insólitos y cambió de emisora a una música que decía algo así como: “no sigas, para, no sigas, para” que le provocó un gran estremecimiento. Fue tal su estremecimiento que creyó estar soñando o haberse quedado dormido y decidió buscar un hostal en el cual descansar.

MIRA EL VIDEO!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here