Hace mas de dos  décadas en muchas comunidades rurales de América empezaron a aparecer  inexplicablemente cadáveres de animales, en especial cabras y becerros. Pero fue hasta 1992 cuando este fenómeno se acentuó y en la localidad de Luquillo Puerto Rico eran cientos de animales muertos que no presentaban huellas de golpes o de violencia, la preocupante situación que en ese momento los ganaderos de este lugar vivían, los obligó a denunciarlo ante las autoridades quienes iniciaron una investigación.

100% REAL

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here