Tom Keating se convirtió en residente de un hogar de ancianos, en el 2016 porque necesitaba atención. Un poco más de un año, su madre Ada decidió mudarse a la misma casa para ayudar a cuidar de su hijo mayor. La madre y el hijo, son inseparables y les encanta pasar tiempo juntos jugando juegos o viendo programas de televisión.

QUE TIERNO ESTE VIDEO:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here